Por qué no hay que tener miedo al transporte público pese a la pandemia

Diversos estudios descartan que el transporte público sea una de las principales fuentes de contagios y destacan que el riesgo de infección no es elevado, sobre todo comparado con otras actividades como comer en un espacio cerrado o el ocio nocturno

           

https://www.facebook.com/elpais/posts/10157680868471570

¿Pero quién hace estos estudios? Con toda probabilidad, los mismos que instaron al ministro Illa a "no concebir" (Illa dixit) ni a contemplar la posibilidad de que a un niño con fiebre se le lleve (chute de Dalsey mediante) al colegio por la mañana. ¿Alguien me quiere hacer creer que en un vagón de tren "petado" de gente, nadie va a ir enfermo a trabajar (su obligación es quedarse en casa y llamar a su centro de salud ), y todos, absolutamente todos, llevan una mascarilla que de ningún modo ha cumplido su ciclo vida eficaz y por lo tanto evita contagiarse y contagiar?Por favor, de qué planeta han aterrizado los expertos responsables de estos estudios. Créanme que quiero meter la pata y pasarme de listo para que me expliquen por qué toman como referencia siempre un contexto ideal y no uno real para llegar a sus conclusiones. ¿Quizás por ello se equivocan a veces en sus predicciones? ¿Puede ser, o ando muy despistado?


Ester Ruffo Molina, ahí le has dado!! Pues claro que nos consideran incultos! Pero claro, si les obedecemos en todo por qué nos iban a tratar de otra forma? Curiosamente hoy se ha dado a conocer el dato de la caída del transporte público respecto al año pasado en las mismas fechas.. De ahí este articulito... Hay que potenciar el transporte.. Ya sabes, impuestos, financiación... Ahh.. Que tu miedo (el de la mayoría me refiero) es el COVID?? Naaaa.. Ni preocuparse.. Resulta que ya no es peligroso, al menos no tanto como tomarte una cervecita después del trabajo... Por cierto... Id mirando el relato que emerge en los últimos días sobre que los test pcr ya no son tan fiables... 1+1....


El otro día iba en el metro sentada en una fila de cuatro personas (todos los asientos ocupados) y delante había un señor mayor sentado que continuamente nos miraba con cara de asco a los cuatro y de forma exagerada se desinfectaba las manos con el gel hidroalcoholico y con otro spray los pantalones y los zapatos en cuanto hacíamos el mínimo movimiento. Lo gracioso fue que a todo esto el señor en cuestión llevaba la mascarilla bajada y antes de bajarse le pareció buena idea hurgarse la nariz para acto seguido tocar la barra para salir... Así que si, el transporte público ahora mismo da bastante asquete



La verdad es que soy poco de hablar, pero ya esta bien. Ni expertos ni nada.... es una vergüenza que puedan decir que en un vagón el riesgo es bajo, y ir a un local a cenar o hacer copas ( con las distancias de seguridad adecuadas) no lo es. Quien es el experto que dice que en los locales de publica concurrencia no hay ventilaciones, que no hay desinfección. La verdad, no tienen ni puñetera idea, y los culpables son el ocio, la hosteleria y finalmente la gente, porque alguien debe tener la culpa. Pero la realidad es que los dirigentes no tienen ni idea de como afrontar esto, después de 6 meses, no estar preparados, sin material, sin planes de contingencia para cada sector, ni nada de nada... si las administraciones públicas fueran serias y se dirigieran como una empresa privada, estarían todos los supercerebros a la calle. Creo que debe prevalecer el sentido común. Pero como en el gobierno (de ningún color politico) ni en las comunidades hay sentido común, quizá tendrían que volver a repetir los estudios, los masters y doctorados, que se perdieron alguna clase.


+