Una pena

"Las noches de llamas y adoquines son también hijas de la pandemia, del cansancio del confinamiento, de las restricciones impuestas a la vida social de unos jóvenes sin trabajo ni expectativas" escribe Almudena Grandes

           

https://www.facebook.com/elpais/posts/10158079650096570

+