Columna | Grandes palabras de poca ayuda

"La libertad por la que clama la derecha madrileña no es esa libertad de llevar una vida digna, educar a los hijos y acceder al sistema laboral de una manera equitativa, sino la de salir a los bares, ir de compras y ocupar la calle con sus coches de gama alta", escribe Javier Sampedro

           

https://www.facebook.com/elpais/posts/10158186313461570

"La prensa internacional destaca el declive del Estado debido a la polarización política y la estructura territorial". "Europa ve a una España fracasada". Esta debilidad también la resalta el economista Friedrich Leopold Sell en un artículo publicado en el Neue Zürcher Zeitung. Sell cree que entregar a España la ayuda de 140.000 millones de € de la UE para superar la pandemia y la crisis "no es actualmente responsable". porque la situación política es demasiado inestable. Cree que es más adecuado que el FMI y el Banco Mundial señalen dónde colocar este dinero y que Bruselas ejeerza un férreo control del gasto. Raphael Minder, corresponsal del The New UYork Times en Madrid, sostiene, como también han hecho otros colegas suyos, la clase política agrava la difícil situación que atraviesa España. "La tripulación es pésima - dice en alusión al liderazgo político - y podría hundir cualquier barco, incluso el más sólido". "Podríamos hablar mucho de si el orden territorial perjudica la gestión de la pandemia -añade Minder - pero lo más lamentable es que los líderes políticos, mientras exigen sacrificios y responsabilidad a la ciudadanía y ésta responde de manera ejemplar, ellos lo hacen con una gran irresponsabilidad. No dan ejemplo y no actúan con lógica. Se comportan sin ningún sentido de Estado, destacando los errores del contrario y no asumiendo ninguno de los propios. Está claro que no piensan en la ciudadanía". Eso comentan esos medios, En un reciente artículo en un medio digital español se comparaba a España con el hundimiento del Titanic pero con la oficialidad peleándose en el puente de mando, los pasajeros jaleando a unos y a otros y abriendo vías de agua desde dentro. La prensa internacional reconoce la quiebra sistémica en que está España. No hay estamento que se salve. Ni siquiera esa ciudadanía que califica de ejemplar, los hechos no confirmarían eso..., pero que es responsable porque es quien pone y mantiene a los políticos que la están hundiendo. Empezando por la monarquía, no hay un solo estamento que se salve. ¡Es lo que hay!. Y no es de ahora.


+